Historia

ORIGEN DEL BARRIO

La Barriada de Pino Montano se ubica en el sector nororiental del término municipal de Sevilla. La denominación genérica de Pino Montano siempre ha estado referida al conjunto residencial que se extiende al norte de la SE-30 como una amplia unidad externa a la ciudad consolidada, que con los años ha ido ocupando mayor extensión.
En relación a la división administrativa de la ciudad, la Barriada se integra, junto a otros barrios populares cercanos, en el Distrito de Macarena Norte.

El territorio donde se asienta en la actualidad Pino Montano constituía, desde hacía siglos, un área agrícola de huertas y olivares, caracterizada por frecuentes inundaciones y por terrenos destinados a haciendas y cortijos, algunos de los cuales han sobrevivido a la expansión urbana, como en el caso de los cortijos de Pino Montano y Miraflores. Es por este motivo que el topónimo de la Barriada recibe el nombre del camino que llevaba al cortijo de Pino Montano y que, posteriormente, se ha llamado Avenida de Pino Montano.

Este territorio agrícola comienza a sufrir importantes transformaciones a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Con la construcción de la línea de ferrocarril Sevilla-Córdoba el camino quedó cortado por el trazado del tren, quedando limitado el espacio sobre el que, posteriormente, se asentaría el barrio. Este era un lugar apartado de la ciudad, entre el actual Centro de Servicios Sociales Miraflores (antiguo hospital psiquiátrico) y el nuevo cauce del río Tamarguillo.

El crecimiento de la ciudad hacia la zona norte comienza en el siglo XX, dando lugar a una desordenada expansión urbanística que en la década de los años 60 y 70 experimentó el momento de mayor auge con la edificación de numerosas barriadas, entre las que se originó la de Pino Montano. El proyecto de este barrio surge a finales de los años 60, cuando el Patronato Municipal de la Vivienda planifica su construcción sobre los terrenos que quedaron protegidos de las inundaciones con la construcción del nuevo cauce del arroyo Tamarguilo. El suelo era terreno agrícola que fue expropiado y esto supuso la expulsión de los colonos que cultivaban las tierras.

Las personas comenzaron a instalarse en el barrio a partir de 1975 y desde entonces éste no ha cesado de crecer con la construcción de nuevas unidades vecinales y manzanas de viviendas protegidas, la mayoría de ellas ligadas al Patronato municipal de la vivienda o Emvisesa.

La estructura demográfica de la barriada, compuesta fundamentalmente por una población de mediana edad, se mantiene en la actualidad puesto que, como se ha comentado anteriormente, a pesar de que han transcurrido más de tres décadas desde su conformación, la construcción recientemente de un elevado número de promociones de viviendas protegidas en la zona ha atraído a numerosa población joven. Por otro lado, hasta el momento, la Barriada no concentra elevados porcentajes de población extranjera aunque su presencia sigue una tendencia creciente.

En definitiva, la población de Pino Montano presenta gran homogeneidad social, con predominio de trabajadores con cierta estabilidad económica y un sector de población joven desempleada.